Feng-Shui

El Alma del espacio

El Feng-Shui es el arte taoísta de adecuar el espacio al entorno.

FENG-SHUI  significa VIENTO-AGUA

La imagen de VIENTO Y AGUA es una ola, una Onda en movimiento que se traslada sinuosamente como el agua en la tierra, como la luz o como el sonido. 


Esa Onda se define como CHI o BIOENERGÍA, fuerza viva e invisible que impregna todo el medio ambiente.

La Bioenergía ha de circular por nuestros espacios de forma sinuosa para que impregne Vitalidad. Las puertas enfrentadas, los pasillos, los ángulos de las estructuras, del mobiliario… son elementos que pueden frenar, acelerar  u obstaculizar su recorrido.


Crea un espacio bello

Todo lo que forma parte del mundo físico está dotado de esta energía vital. Cualquier objeto físico está vivo y posee un Chi único por su composición, forma, color, utilidad, impregnación emocional.

Plantas, alfombras, cuadros, objetos, fotografías… dan movimiento a la Bioenergía ayudando a mantener el Espacio con Vida.

 
Que tu vista disfrute
Y tu alma lo sienta

 El Feng-Shui como Vía de Crecimiento Personal 

La personalidad del espacio nos lo da el Mapa Bagua, donde quedan reflejadas las 9 Áreas de Influencia del Feng-Shui, que definen el ámbito de desarrollo de la vida de todo ser humano.

El Equilibrio entre las Áreas de Influencia y la armonía en el fluir de la Bioenergía en los Espacios proporciona  una Vía de Crecimiento Personal.


La herramienta son los 5 Elementos de la Naturaleza


Agua, Madera, Fuego, Tierra, Metal

 

Cada uno de ellos tiene una gran riqueza de contenido que se aplica de acuerdo a las necesidades de cada caso.

Paz, Salud, Belleza y Abundancia en todas las áreas de nuestra vida

Una vez estudiado el espacio se armoniza y compensa, se POTENCIA.  Siempre enfocado a las necesidades especificas a que sea destinado. Vivienda particular, Bloque de viviendas, Espacios ya habitados, Oficinas o cualquier tipo de espacio público.